Acné y Mascné

Diferencias entre el acné y el mascné.

En nuestra consulta cada día vemos que con el uso permanente de la mascarilla protectora se están produciendo muchas alteraciones en la piel por la falta de transpiración, además de aumentar las ya existentes en la zona de contacto.

La piel como es un órgano dinámico en constante cambio, reacciona al incremento de la temperatura en la zona cubierta y al roce permanente porque es una agresión a su equilibrio. Estas condiciones alteran la microbiota (todo el universo de microorganismos de la flora cutánea) y pueden aparecer rojeces, piel irritada, sequedad, exceso de sebo o brotes de acné.

El acné es un trastorno inflamatorio del folículo pilosebáceo por aumento de la cantidad o alteración de la composición del sebo, que produce desequilibrios en la flora cutánea y acumulación de células muertas y desechos celulares. Generalmente aparece en forma de brotes con lesiones inflamatorias o no inflamatorias que pueden dejar cicatrices. Suele aparecer en la adolescencia, relacionado con los cambios hormonales.

El Acné adolescente se caracteriza por presentar seborrea en zona T (frente y nariz) en forma de comedones o puntos negros,  pápulas (elevación enrojecida) y pústulas. En casos graves también aparecen nódulos y quistes. También puede aparecer en la espalda, el pecho, los hombros y el cuello.

Su origen está en los cambios hormonales de la adolescencia, que concentran hormonas que agrandan las glándulas sebáceas. Al producirse más sebo, las células del recubrimiento interior se desprenden con más rapidez, se adhieren entre sí y obstruyen el orificio de salida. Esto favorece la proliferación de bacterias que están presentes de forma natural en el interior del folículo y se producen sustancias que pueden lesionar la piel por dentro. Si se rompe la integridad de la piel, la pared interna del folículo, salen el sebo, los microorganismos y las células desprendidas en forma de granos.

El Acné en adultos puede tener precedentes en la adolescencia, pero suele ser repentino. Es menos seborreico, con menos comedones, pero más inflamatorio. Puede ser más persistente y con relación hormonal, especialmente premenstrual.

El ahora llamado Mascné (acrónimo de mascarilla y acné) es un tipo de acné que aparece o acentúa el ya existente en la zona de contacto con la mascarilla porque no permiten una adecuada transpiración. Suele aparecer más en mujeres adultas en forma de lesiones (pequeñas pápulas) parecidas entre sí.

Se produce por el aumento de humedad, de temperatura y la fricción con los materiales de la mascarilla protectora. Esto produce una vasodilatación continuada con oclusión del folículo pilosebáceo, que genera inflamación y acumulación de toxinas.

Al desequilibrarse la flora cutánea (nuestra microbiota) se crea un ambiente proinflamatorio con mayor proliferación de algunas bacterias y otros microorganismos, especialmente la p. acnés (propionibacterium acnes) que generan acné inflamatorio, acné oclusivo y acné rosácea.

En Alissa empezamos con un completo diagnóstico, teniendo en cuenta factores como la alimentación, los cuidados diarios, la gestión del estrés porque genera hormonas que favorecen el acné. Es importante entender que en el acné hay un componente inflamatorio que está muy influenciado por los hábitos de vida. Diseñamos un programa de tratamiento personalizado, totalmente adaptado a ti.

Para controlar el acné se necesita un tratamiento adecuado y constante, hasta que la tendencia a desarrollarlo haya desaparecido. En casos severos, nuestra especialista en Dermatología puede recomendar medicamentos por vía oral.

El tratamiento incluye cuidados profesionales y en casa. Se necesitan ambos para completar la regeneración.

Los resultados en la cura del acné no son inmediatos ni permanentes, pero evitan que queden marcas y cicatrices en la piel. Cuanto antes se inicie el tratamiento, menor será el riesgo de sufrir tales problemas.

Contamos con diferentes líneas para tratar el acné y el mascné, que además de combatir las imperfecciones, también mejoran la calidad de la piel y los signos de la edad.  Para ayudar a la microbiota de la piel a recuperar su equilibrio natural contamos con  fórmulas que inhiben las bacterias malas y fomentan las buenas.

Con los tratamientos en cabina se cambia y restaura la piel por dentro. Son necesarios para:

  • limpiar la piel en profundidad, desincrustar y desintoxicar
  • regular la producción sebácea
  • calmar las irritaciones y bajar la inflamación
  • equilibrar el funcionamiento de la flora cutánea
  • reducir el tamaño de los poros
  • mejorar el aspecto y la calidad de la piel
  • regenerar y eliminar marcas residuales
  • mejorar la protección natural frente al estrés oxidativo
  • fortalecer el sistema inmune y la cicatrización de la piel.

Utilizamos diferentes Tratamientos Enzimáticos para eliminar las alteraciones del acné y restaurar una piel sana. El “Lavado Alcalino” es un tratamiento estrella para combatir los daños y renovar la piel.

La Terapia LED Antiacné con poderosos activos en sus diferentes versiones, frena el exceso de secreción sebácea, la proliferación bacteriana, regenera y cicatriza. Los productos tienen una composición dermatológica basada en la Niacinamida y un sistema de penetración exclusivo. Es un tratamiento de gran eficacia, no invasivo para el control del acné que equilibra y calma la piel.

El tratamiento de cabina continúa en casa aplicando los cuidados que alimentan la cura:

Con la limpieza adecuada y frecuente de la piel, al menos mañana y noche. Es muy recomendable hacerlo al llegar a casa, al quitar la mascarilla. Escogemos el limpiador ajustado en cada caso, porque contamos con una gran variedad de fórmulas con diferentes niveles de eliminación. Además de limpiar la suciedad y el exceso de sebo, pueden contener activos que previenen la obstrucción del poro.

A continuación se aplican otros productos como lociones, serums o cremas específicas en función de las necesidades de la piel. La protección solar y el maquillaje deben ser oil-free.

Evita tocarte la cara porque aumenta el riesgo de infección. Muchas veces son gestos inconscientes al realizar otras tareas. Es muy importante no apretar los granos, hacemos mucho hincapié en esto: un grano puede durar entre 3 y 5 días, pero las costras dura más de 10 días, es como abrir un cráter, además del peligro de marcas más profundas y permanentes.

¿Necesitas ayuda con tu acné? Pide una cita para diagnóstico y comienza ya tu Plan de Mejora 😌

 


Post Your Thoughts