DEPILACIÓN CORPORAL MASCULINA

Hoy en día cada vez más hombres deciden depilarse; y lo hacen con naturalidad, sin complejos. Según algunas encuestas, los hombres españoles son los europeos que más se depilan, más incluso que italianos, franceses y alemanes. Algo parecido ocurre en la población femenina.

Son varias las ventajas que pueden motivar a más de uno a decidirse por la depilación masculina. Eliminando el exceso de vello, el hombre se siente más cómodo, a gusto con su cuerpo y atractivo, tanto en las actividades deportivas como en el día a día.

Los hombres valoran la sensación de limpieza y comodidad después de ducharse, y el impacto rejuvenecedor que tiene ver un pecho o una espalda sin pelo. Actualmente la estética de un cuerpo depilado se hace más atractiva, porque además de la suavidad, permite mostrar una silueta con más definición muscular.

Cuando uno decide depilarse es muy importante ir a lo seguro: en Alissa somos especialistas en depilación masculina desde hace muchos años. Podemos realizarla por diferentes métodos: cera, hilo, pero sobre todo el láser es el sistema más demandado y que recomendamos por su eficacia y comodidad.

Las zonas más depiladas son: tórax, abdomen, espalda y piernas, aunque cada vez se depilan otras zonas como, brazos, nuca, cuello, y barba.

Los deportistas, desde hace tiempo, se depilan por comodidad (porque el vello se puede enganchar en la ropa técnica, generando molestias) y para mejorar sus rendimientos deportivos. Por ejemplo, en natación depilarse les resta resistencia de su cuerpo al agua; algo parecido ocurre con el aire en atletismo. En ciclismo, además, previene infecciones en caso de caídas, porque el vello dificulta limpiar y curar las heridas para mantenerlas bien desinfectadas. Tener la piel depilada también facilita la  realización de masajes de fisioterapia y la absorción de cremas. Además detallan que al eliminar el vello, tienen más percepción sensorial en la piel que les ayuda en sus disciplinas.

El motivo de buscar mayor comodidad también es aplicable a cualquier hombre que desee estar libre del vello corporal. Evitar el calor, el picor, y el sudor, para prevenir los malos olores, que son más frecuentes en las zonas corporales con vello, son también razones prácticas y de higiene.

Además de las razones higiénicas, deportivas y estéticas, también están las razones médicas. Y es que para tratar la foliculosis, la hidrosadenitis o los quistes sacros, los dermatólogos recomiendan depilar esas zonas con láser para evitar las infecciones y mejorar la piel. También se puede aplicar el láser en personas con psoriasis o dermatitis atópica.

La depilación con láser se ha popularizado mucho en los últimos años como habrás podido observar. Las razones son muchas: es un método muy cómodo, sencillo, menos doloroso que la cera y más duradero. De hecho, la mayoría del vello desaparece para siempre. El dolor que se siente es bastante ligero, siendo simplemente una molestia para algunas personas.

En Alissa contamos con un equipo de depilación láser médico, con parámetros más potentes y eficaces, que resuelven la eliminación del vello en menor número de tratamientos. Nuestra Luz Pulsada Optimizada es una tecnología de última generación que se puede utilizar con un mayor abanico de tipos de piel y pelo. Los parámetros se escogen en función del tipo de piel, fototipo y grosor del pelo. La energía del láser es captada por la melanina del pelo, que va gradualmente haciéndose más fino.

Es una técnica casi indolora y además rejuvenece la piel. La máxima eficacia se obtiene cuando la piel no está bronceada y el vello es oscuro. Cuanto más oscuro es el pelo y más clara la piel, los resultados serán mejores. Las sesiones se deben repetir periódicamente, siguiendo nuestras indicaciones, hasta obtener los resultados deseados. En las zonas donde las hormonas masculinas tienen más influencia (región lumbar, espalda, tórax, cuello y rostro) puede ser necesario un mayor número de tratamientos, y se obtienen muy buenos resultados repasando cada seis u ocho meses.

En cuanto a la depilación con cera, existen varios tipos, aunque puede ser un poco molesta cuando el vello es muy grueso, y los pelos se pueden enquistar bajo la piel. Con este sistema el vello se arranca desde la raíz (por eso podría molestar) tardando entre 2 y 3 semanas en volver a salir. Suele ser utilizado inicialmente, antes de decidirse a una depilación definitiva.

Existen otros métodos que no recomendamos, como la depilación con cuchilla, porque puede generar picor cuando el pelo empieza a crecer, ni con cremas depilatorias, porque el pelo puede salir más duro y aparecer granitos, además de que tienen un olor desagradable.

¡Según tus razones y objetivos podrás depilarte en Alissa de forma segura y eficaz!


Post Your Thoughts