Fisioterapia para higiene postural

La Fisioterapia  te ayuda a mejorar tu estado de salud de diversas formas. En Alissa potenciamos su función preventiva para que puedas prevenir lesiones, corregir posturas, y sobre todo, optimizar la movilidad de tu cuerpo.

Aplicamos técnicas que son un gran recurso para ganar en salud y bienestar. Con las normas y recomendaciones de higiene postural en movimiento o en estática, te orientamos en cómo evitar lesiones. También como para realizar cualquier postura, movimiento o posición corporal existe una manera adecuada para que puedas llevarla a cabo.

Consejos de higiene postural en el día a día:

-Al estar de pie es preferible estar en movimiento a estar en modo estático y si tienes que permanecer estático, es recomendable que coloques un pie más adelantado que el otro.

-Al levantar un peso, por ejemplo del suelo, es mejor flexionar las rodillas y que tengas el objeto pegado al cuerpo.

-Para transportar un peso como las bolsas de la compra, es conveniente repartir el peso entre los dos lados del cuerpo.

-Si tenemos que empujar un peso siempre será preferible empujar que tirar.

-La postura correcta para estar sentad@, es con la espalda erguida y alineada. Los pies han de estar en el suelo, y si no llegan colocaremos un apoyo. La silla estará próxima a la mesa para evitar encorvarnos. Y la mesa estará a la altura de los codos para que nos resulte cómodo apoyar los antebrazos.

Para dormir es preferible la posición fetal (de lado) con caderas y rodillas flexionadas y también boca arriba.

– Y para levantarte de la cama primero realiza pequeños estiramientos con brazos y piernas, bostezando (porque estira el diafragma). Luego flexionando las rodillas, colócate  de lado y con la ayuda  de las manos, levántate.

Con estas prácticas logras las actitudes posturales que te ayudarán a evitar lesiones, pudiendo reducir y eliminar algunas dolencias. Los beneficios que obtienes al ejercitar una buena higiene postural son diversos:

  • Optimizas  el trabajo muscular.
  • Fortaleces  la musculatura (tanto la interna o de soporte como externa).
  • Previenes el desgaste articular prematuro.
  • Aumentas la movilidad muscular.
  • Evitas contracturas y calmas tensiones.
  • Previenes dolores de espalda.
  • Equilibras el centro de gravedad.

De esta forma también estás favoreciendo un funcionamiento correcto de todo el organismo.  Recuerda que un cuerpo bien alineado dispone de mayor energía y bienestar. 

¿Cómo puedes conseguir una buena postura?

Combinando actividades en diferentes posiciones, intercalando períodos breves de descanso, para no permanecer en la misma postura mucho tiempo y alternar actividades con movimientos y estáticas.

Intenta evitar las prisas, planificando con antelación los movimientos o gestos que vas a realizar, sobre todo en momentos delicados.

Revisa y modifica, si fuese necesario tu entorno para favorecer posturas más anatómicas.

Combatiendo el sedentarismo, ya que debilita la espalda y aumenta el riesgo de dolor. Además de que una vida sedentaria y la falta de ejercicio pueden llevar a problemas de obesidad, que además repercuten en el reparto de cargas en el cuerpo y provocan sobrecarga en algunas zonas.

Es fundamental que hagas ejercicio de forma habitual, mejor supervisado por expertos, especialmente aquellos que fortalecen la musculatura de la espalda.

En Alissa trabajamos con ejercicios y técnicas de Pilates, Yoga, Hipopresivos y Estiramientos adaptados a todas las edades y condiciones físicas, de la mano de nuestra especialista en Fisioterapia para que puedas disfrutar de un mejor estado físico y emocional.

Un cuerpo flexible garantiza una mayor disponibilidad de movimiento con menor tensión muscular. Y una correcta postura es la base para un correcto movimiento.

Con una buena higiene postural, una buena alimentación y la práctica regular de ejercicio físico estarás cuidando y fortaleciendo tu cuerpo.

¿Quieres aumentar tu higiene postural? En Alissa te ayudamos😊

 

 

 

 


Post Your Thoughts