Hablando de belleza

Diferentes investigaciones tratan de averiguar qué es lo que hace atractivo a un rostro, analizando qué se entiende como bello. ¿Qué crees que es lo más valorado?

Tener una piel tersa y luminosa es la cualidad preferida para considerar a una persona atractiva. La textura y el aspecto de la piel importan mucho. Que tengamos bien la piel depende de varios factores, pero es fundamental que la piel reciba cuidados para lograr que se mantenga hidratada, lisa, luminosa, suave, elástica y tersa, es decir, saludable. Y ese es el campo de los tratamientos profesionales de belleza.

El segundo elemento más valorado es la simetría. Los seres humanos tendemos a considerar que la armonía y las proporciones adecuadas son las más deseables. En otras investigaciones que han estudiado el concepto de belleza de forma objetiva, se han obtenido resultados similares. Así, la mayoría de las personas, independientemente de su nacionalidad, cultura o tiempo vivido se sienten más atraídas por unas características concretas: proporción, armonía, juventud y simetría del rostro.

La Medicina Estética es la gran aliada de estos temas.

La importancia social del rostro se basa en que es la expresión pública de nuestra individualidad, donde están ubicados casi todos nuestros sentidos y es el principal elemento de comunicación humano. Es lo que primero que los recién nacidos aprenden a reconocer y además, el rostro y sus músculos expresan nuestras emociones que el complejo sistema perceptivo es capaz de interpretar de manera casi inconsciente gracias a un largo proceso evolutivo. De hecho la sonrisa, como expresión emocional de la alegría,siempre aumenta el atractivo.

El doctor Marquardt atribuye una finalidad biológica a la belleza. Según el investigador, se trata de un mecanismo para asegurar que los humanos se reconocen entre sí y se sienten atraídos por miembros de su misma especie. Las caras más hermosas son las que resultan más fácilmente reconocibles como humanas, algo que sabemos comparando inconscientemente un rostro con el rostro ideal que tenemos en nuestra mente. “La belleza es sencillamente humanidad”, afirma.

Es en esta dirección en la que trabajamos en Alissa, también desde el campo de la Medicina Estética y la Dermatología. Los tratamientos actuales se caracterizan por lograr embellecer y rejuvenecer espectacularmente manteniendo la naturalidad. Hemos conseguido reunir y combinar las técnicas más efectivas y seguras, con tratamientos que proporcionan grandes resultados para regenerar, reafirmar y remodelar embelleciendo el rostro y el cuerpo.

Está reconocido que la salud es sentirse bien consigo mismo física, social y mentalmente. Desde nuestra experiencia, podríamos hablar del poder de la belleza para mantenerla, porque las personas que reciben tratamientos de belleza buscan un modo positivo de verse mejor y manifiestan sentirse más a gusto consigo mismo, ganar en seguridad y confianza ; es decir sienten en términos generales que sus cualidades físicas y mentales mejoran, repercutiendo favorablemente en su calidad de vida.


Categories: belleza

Post Your Thoughts