Higiene Postural

Es fácil comprobar que en nuestras actividades diarias realizamos diferentes posturas que pueden llegar a dañarnos si las mantenemos mucho tiempo, son movimientos repetitivos,  con posturas forzadas, con mucha fuerza o muy sedentarias.

Ahora que el concepto de salud ha cobrado un mayor significado, es todavía más importante el compromiso y  la responsabilidad individual en los hábitos diarios que nos ayudan a mantenernos sanos.

Con una postura inadecuada se producen desórdenes en la biomecánica del aparato locomotor  porque nuestro cuerpo organiza adaptaciones con patrones de movimiento alterados. A partir de este punto se modifican los ejes fisiológicos naturales, que  puede conducir a tensiones musculares, acortamientos, lesiones articulares o dolor de espalda.

Pero una mala postura no solo nos  afecta a la columna o al sistema músculo-esquelético, sino que también puede repercutir en todo el organismo. En el aparato digestivo dificultando su función, en el aparato respiratorio comprimiendo su espacio, también puede alterar el equilibrio, la circulación, al suelo pélvico, generando problemas de incontinencia…

Practicar la higiene postural parte de tomar conciencia de nuestro propio cuerpo a la hora de realizar movimientos o posturas, para realizarlos de forma eficiente, reduciendo riesgos de lesiones y disminuir las patologías.

En Fisioterapia Alissa te indicamos cómo prestar atención a tu postura corporal, para que ganes  una mayor conciencia de las acciones que pueden ser negativas o generan daños, y sobre todo cuáles son las posturas más adecuadas para cada situación.

En el próximo post explicaremos cómo puedes aumentar tu higiene postural en el día a día.

¿Te apuntas? 😊

 

 

 


Post Your Thoughts